Baños de descarga

27.09.2021

Si últimamente notas que te sientes con el ánimo bajo, que estás siempre con el cuerpo cansado y taciturno o que la mala suerte te persigue es posible que estés cargada de energía negativa. Lo mejor es que antes de hacer cualquier limpieza consultes a una tarotista para saber de dónde vienen esas malas energías. Primero para discernir si es tu hogar el que tiene las malas energías y no tu cuerpo. Las malas energías dentro de tu hogar se pueden deber a diversos factores, desde factores externos en el que una persona os está mandando malas energías o incluso os ha echado mal de ojo al núcleo familiar o a una de las personas del núcleo; o porque hay una serie de conflictos bloqueados en las relaciones familiares que se transforma en energías negativas en el hogar. 

Si es tu hogar el que está cargado de malos energías puedes consultar el post que dedicamos a los remedios para limpiar tu casa de malas energías.

Por otro lado, si las malas energías provienen de tu propio cuerpo, al consultar a una tarotista podrás saber si tú estás generando esa carga negativa con malos pensamientos y falta de cuidados o por el contrario es alguien externo a ti quien te está enviando esas sensaciones. Los remedios serán diferentes, puesto que mientras si eres tú la fuente de tu negatividad la limpieza de energía y un cambio de actitud servirá; pero si es externo es recomendable que a parte de la limpieza de energía desarrolles algún tipo de conjuro protector.

Aunque hay numerosas formas de limpiar nuestro cuerpo de malas energías algunas de las más útiles son las relacionadas con el baño. El agua ha sido tradicionalmente uno de los mejores canales de limpieza; pero al igual que necesitas jabón para limpiar tu cuerpo de manera externa, no solo sirve con el agua para limpiar nuestra energía interna. Hoy te traemos algunos tipos de baños que te pueden ayudar a limpiar las energías de tu cuerpo.

En el primero de nuestro baños recomendados te pediremos que rememores una de tus noches de fiesta y desenfreno, pero está vez de una manera muy diferente porque vas a necesitar sal y limón. No, el tequila no hace falta para nada. Puedes utilizar sal gorda, la sal del Himalaya también tiene grandes capacidades limpiadoras y protectoras. También puedes comprar sales especiales para el baño con aroma a limón. Pero para una limpieza adaptada al bolsillo te recomendamos llenar la bañera con agua caliente o templada, echa un buen puñado de sal gorda, y exprime con tu mano el jugo de un limón. Si echas los restos del limón en la bañera potenciaras su capacidad de limpieza. En algunos rituales en lugar de limón recomiendan el vinagre. Ambos tienen en común que son ácidos con grandes propiedades limpiadoras. Pero aquí te recomendamos el limón porque es mucho más respetuoso con la piel y el olor es mucho más agradable. Mientras te das el baño puedes encender velas blancas o inciensos de olores de plantas naturales como la lavanda. Las velas blancas tienen poder limpiador; al igual que el incienso y además el olor a lavanda combina muy bien con el olor a limón lo que te ayudará a relajarte y facilitará la limpieza.

El segundo baño que te recomendamos es un baño de flores y plantas aromáticas. También le puedes añadir algunos cítricos como la naranja o el limón. El romero y la lavanda tienen propiedades muy potentes. Por lo que si acompañas tu baño de agua templada con esencias de naranja y echas directamente al agua unas ramas de romero y lavanda tendrás un baño muy reparador de cuerpo y mente lo que potenciará la limpieza de energía.

En ambos casos el baño debe ser mínimo de 7 minutos y si no tienes bañera te recomendamos llenar un barreño con los ingredientes que te decimos arriba y mojar una esponja en él, dentro de la ducha, y extendértelo por el cuerpo.